¿Problemas de Comunicación en la Pareja? – Manual para mejorar tu Relación

Esta es la segunda parte de Problemas de Comunicación en Pareja. Si no lo leíste, te recomiendo que lo leas.

Tomarse las cosas de Forma Personal

Las personas en general somos bastante sensibles a cualquier comentario que pueda hacerse o interpretarse sobre nosotros.

Sin embargo, me quiero enfocar solo en la interpretación que damos a lo que se habla.

En la comunicación en pareja sucede a menudo tomarnos las cosas de forma personal y ponernos a la defensiva cuando no se ha dicho nada para ello o no ha habido intención de herir.

Para evitar tomarte las cosas de forma personal trata de centrarte en el tema que se está hablando y no las saques de contexto. No lleves las cosas a un área personal como si el otro estuviera atacándote, porque quizás (y así es en la mayoría de ocasiones) no existe ningún ataque.

Ver ataques donde no los hay es fuente de conflictos.

Al ponerte a la defensiva vas a distorsionar la conversación y la cosa se pondrá fea; habrá malentendidos y discusiones innecesarias.

Algunos consejos para no tomarte las cosas de forma personal en la comunicación en pareja:

  • Céntrate en lo que se está hablando y no saques las cosas de contexto.
  • Busca la solución o lo que es útil en la conversación.
  • Pon conciencia a tu estado emocional, ya que influye en tu manera de reaccionar.
  • Mejora tu autoestima.
  • Aceptate tal y como eres.
  • Sal del victimismo.

Escoge el mejor momento para hablar

En ocasiones simplemente no es el momento de hablar de según qué temas.

Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Es el mejor momento para hablar de esto?
  • ¿Me siento tranquilo para hablar de este tema ahora?
  • ¿Mi pareja está en un estado emocional adecuado para este asunto?
  • ¿Lo que quiero decir, suma o resta?

Introduce a tu pareja en el tema que quieres hablar y pregúntale si podéis hablar de eso ahora o en otro momento.

Sarcasmo e Ironía

Hablar con sarcasmo o ser demasiado irónicos es agresividad pasiva. Cuando algo nos molesta y no lo decimos, podemos utilizar el sarcasmo o la ironía sin darnos cuenta que podemos herir a la otra persona.

El sarcasmo es una forma de reproche o ataque suavizado con tono de broma. Sin embargo, no deja de esconder cierta rabia hacia el otro.

Además, usar el sarcasmo en nuestra comunicación conlleva una falta de honestidad, de transparencia. Incluso de no reconocer en uno mismo que se está molesto por algo.

Es importante que seas consciente de tu rabia y puedas canalizarla de forma que no dañe a tu pareja, ya que también estarás perjudicando la relación.

Falta de comunicación

Algunas personas no muestran sus sentimientos a sus parejas. En mi consulta escucho a muchas mujeres que se quejan de hombres que no hablan de sus sentimientos y eso les va distanciando. Y aunque es posible que los hombres tengan más dificultad en hacerlo, no es solo exclusivo de ellos.

Tener una buena comunicación en pareja es primordial para la relación. Hablar de cómo estáis, cómo os sentís, es realmente importante. Primero para saber en qué punto está el otro y segundo para que tu pareja sepa donde estás tú.

Hablar de vuestras necesidades, de lo que os molesta, de lo que queréis en vuestra vida.

No tener comunicación con tu pareja es no conocer a tu pareja.

Tu pareja tiene que ser tu amigo o tu amiga. Los buenos amigos hablan, comparten opiniones, su situación, como se sienten, sus objetivos… La pareja no puede quedar exenta de este tipo de relación.

Compartir tus intimidades (no es necesario compartirlas todas, pero sí algunas) con tu pareja te hará sentir vinculada a ella. Algo se calma en el alma también.

Si no hay esta comunicación, os podéis estar distanciando sin que os déis cuenta.

¿Cuáles son los motivos de no comunicarse?

La mayoría de veces, sino siempre, es por miedo. Miedo de hacer daño, miedo de lo que pueda pensar tu pareja, miedo de perder a tu pareja, miedo de crear un conflicto, etc.

En la relación de pareja hay mucho miedo y hablando pueden disiparse esos miedos.

Tener la Razón y las luchas de Poder

La mayoría de relaciones de pareja que son conflictivas están inmersos en una lucha de poder. A ver quién gana o quién tiene razón.

Bajo estas dinámicas hay mucho egocentrismo. Yo, yo, yo.

Yo tengo razón.

Yo sé, tú no sabes.

Aquí mando yo.

Estas personas se relacionan desde una jerarquía con su pareja. Poniéndose por encima o por debajo, cuando lo que deben hacer es tener una relación más ecuánime.

En las relaciones en las que dos personas tienen estos patrones, la relación es una bomba. O cuando uno de ellos intenta imponerse por encima del otro constantemente, llega un momento en que las chispas saltan.

Este tipo de relación son de las que más desgastan a nivel personal y las que acaban matando el amor.

Para salir de ahí te daré algunos consejos:

  • Evita tener la razón aunque creas que la tengas, porque puede que no haya solo un punto de vista bueno.
  • Piensa en la utilidad que tiene “ganar” una conversación con tu pareja.
  • Luchar por tener la razón, ¿te acerca o te aleja de tu pareja?
  • Sé humilde, quizás te estás equivocando.
  • El otro tiene derecho a dar su opinión.
  • Ninguno es mejor o peor.
  • Llegar a un acuerdo.
  • No hace falta que estéis de acuerdo en todo.
  • Cambia la imposición por el diálogo.

Menospreciar al otro

Cualquier menosprecio al otro debe ser eliminado. He visto parejas que se hablan muy mal. Se faltan al respeto, se menosprecian, incluso se insultan.

He llegado a escuchar frases como: “No sirves para nada”.

La persona que actúa de esta manera, obviamente tiene un malestar interior profundo y lo paga con su pareja. Abocan su basura emocional en ella. Lo que me parece más inverosímil es como las personas aguantan este tipo de comentarios y encima creen que se aman. Eso no es amor, es algo muy tóxico tanto para uno como para otro.

Pero todo tiene una explicación. Ambas partes, tanto la que menosprecia como la menospreciada, no tienen ningún amor hacia sí mismas porque nadie les enseñó un amor positivo. Somos lo que aprendemos.

El trabajo si estás en una relación en la que hay menosprecio y faltas de respeto es sanar las heridas que dejaron tu primeros vínculos y aprender nuevas maneras de relacionarte (empezando por la relación contigo mismo) para sentir que mereces amor y respeto.

Disculparse

Es importante dejar atrás el orgullo y la idea de que disculparse es de débiles. Disculparse es admitir que te has equivocado o que has hecho daño a tu pareja. No pasa nada si te equivocas o cometes un error. No eres perfecto, ni hay que serlo.

En la comunicación en pareja pueden haber muchos malentendidos o comentarios inoportunos. Si molestó o le hizo daño algo que dijiste a tu pareja, empatiza con ella y pide disculpas.

Piensa en alguna situación que tu pareja dijo algo que te afectara negativamente y no te dijera nada después. ¿Cómo te sentirías? Te quedarías con esa emoción hasta que se pasara, ¿no? Ahora imagina que viene y te dice: Disculpa, no quería herirte. ¿Cómo te sientes ahora? Mejor, ¿no? Algo se calma en nuestro interior al recibir las disculpas del otro. Para el otro es igual.

Los 3 Básicos: Respeto, Honestidad y Sinceridad

Estos tres valores son básicos y seguramente todo el mundo diría que están en su sistema de valores. Lo complicado y la paradoja de los valores es llevarlos a la práctica.

¿Cómo puedes ser respetuoso si faltas el respeto criticando a otras personas?

¿Es respetuoso pasar por encima de lo que quiere tu pareja?

¿Si no le dices a tu pareja que has hecho algo por miedo a que se moleste, estás siendo sincero? ¿Estás siendo honesto?

Muchas personas tienen miedo al conflicto y debido a él ocultan muchas cosas a sus parejas o se las inventan para no discutir o incluso por miedo a perderle.

La honestidad es ser tú mismo, sin engaños. Mostrarte tal y como eres. Con lo feo y lo bonito. Ser honesto te hace una persona íntegra.

Los tres básicos son el Pilar de la Confianza. Si no practicas el respeto, la honestidad y la sinceridad en tu relación de pareja, no habrá confianza. Sin confianza no se puede crear una relación sana de pareja.

Es fundamental ser coherentes con tus valores para crear confianza en tu pareja.

La Famosa Escucha Activa (que tanto está de moda y que no tanta gente lo practica)

Saber escuchar es un arte. Es un arte porque necesita práctica.

  • Es necesario ser paciente al hablar con alguien.
  • Respetar a la persona a que acabe de hablar. No atropellarlo con nuestras ganas de hablar.
  • Poner tu atención en la otra persona; en lo que dice, en cómo lo dice y en su lenguaje corporal.
  • Hacer un comentario en referencia a lo que dice el otro o en cómo lo dice, pero siempre con el foco en él, no en ti.
  • No acabar sus frases.

Al hablar con tu pareja, deja que sea tu centro de atención, olvídate de ti un poco y escúchale.

Espero que todos estos consejos te sirvan para mejorar tu comunicación en pareja. Solo con que pongas uno en práctica, ya vas a notar la diferencia.

Como te habrás dado cuenta, muchos de los problemas en la comunicación de pareja se deben a problemas de autoestima o gestión emocional, principalmente. También es importante la manera que aprendiste a relacionarte en tu familia.

Si sientes que necesitas trabajar en esos aspectos puedes solicitar una entrevista gratuita conmigo.

Un saludo