En este post vas a poder identificar si eres dependiente emocional y cómo empezar a salir de ese círculo vicioso del que parece imposible salir.

Si eres dependendiente emocional es probable que:

  1. Estés pendiente de tu pareja todo el tiempo.
  2. Te aísles en la pareja.
  3. Sientas miedo de perder a la persona amada.
  4. Rompáis y volváis varias veces.
  5. Aguantes faltas de respeto.
  6. Controles todo lo que hace.
  7. Tengas celos.
  8. Idealices al otro.
  9. Tengas miedo a la soledad.
  10. Dejes de hacer cosas importantes para ti por estar con tu pareja.
  11. Pidas limosna al otro o te conformes con poco.
  12. Sientas que se puede ir con otra persona “mejor” que tú.
  13. Te infravalores respecto a tu pareja.

Estas actitudes tienen su origen en la opinión que tienes de ti, el amor hacia ti y la capacidad de ser autónom@ emocionalmente.

Cuando te aferras a otra persona, estás evitando sentir el vacío que hay cuando estás sol@, pero eso no hace que desaparezca en tu interior.

Si después de leer los puntos anteriores, crees que te identificas con algunos, te animo a que sigas leyendo para salir de la dependencia emocional.

La mayoría de nosotros somos dependientes emocionales y ese es uno de los principales problemas de pareja hoy en día.

Tu dependencia viene de cuando eras pequeñit@. Cuando sí que eras dependiente, porque no podías cubrir tus necesidades y sobrevivir por tu cuenta. Allí se crea el miedo al abandono, al rechazo, al abuso, a la soledad. Pero…

Hoy puedes enfrentarte a tus miedos. Mirales de cara y preguntales qué quieren.

Mientras no tengas el coraje de enfrentarte contigo mism@, seguirás teniendo relaciones dependientes. Sé fuerte y adéntrate en la boca del lobo (el vacío).

Apóyate en personas que te quieran, tus amigos, tu familia, haz cosas que te gusten, busca acompañamiento terapéutico, medita, haz deporte…

Aprende a estar contigo en soledad.

Práctica diaria

Siéntate en posición de meditación. Cierra tus ojos y pon la atención en tu respiración.

Cuando contactes con tu respiración y sientas que estás presente en ti, observa tus emociones y sensaciones corporales. Pregúntate: ¿Cómo me estoy sintiendo ahora? Y escucha, solo escucha lo que hay.

Con 10 minutos son suficientes, aunque contra más tiempo medites, más profundo irás en tu interior. Puedes dedicar 5 minutos a tu respiración y los otros cinco, a contactar con tus emociones.

Consecuencias si tu relación es dependiente
  • Tu autoestima se lastimará de mala manera.
  • Tendrás conflictos.
  • Sufrirás ansiedad o depresión.
  • Somatizarás.
  • Perderás amigos.
  • Perderás la dignidad.
  • Perderás oportunidades.

ANTÍDOTO CONTRA LA INFRAVALORACIÓN

Si:

Te comparas con otras personas y siempre estás por debajo

Pon el foco en ti. No estés pendiente de fuera. Siempre habrá alguien que hace más cosas, que tiene más estudios, más dinero, que es más atractiv@, más… lo que sea. Pero todo eso da igual. TÚ ERES TÚ. Y punto. Nadie es como tú. Tú eres únic@ y tienes un lugar en el mundo igual que todo el mundo. Así que encuéntralo.

Aceptas migajas

Te mereces lo mejor. No solo algo a medias, sino todo lo que tú quieres. No te conformes con un trocito de pastel, comete el pastel entero.

Consientes faltas de respeto

No te quedes con nadie que te lastime ni que te falte el respeto. Quedate con alguien que te cuide, que te quiera, que te respete, que te admire, que te apoye.

No das todo de ti

Da todo lo que puedas de ti en todos los aspectos de tu vida. Desarrolla habilidades. Ves a por algo que te apasione y da lo mejor de ti. Eso hará que te sientas satisfech@ y orgullos@ de ti.

Piensas que nadie puede quererte

Quiérete a ti mism@. Eres la persona que más te interesa que te quiera. Cuando te quieres y te aceptas completamente, ya no necesitas (o no tanto) el afecto o la aprobación de los demás, porque ya te lo das tú mism@. Ya no das importancia a lo que opinen otros, porque tu opinión importa más para ti que la de los demás. Entonces serás tú, quién dirás si quieres estar con esa persona o no, en lugar de estar mirando a ver quién te quiere o haciendo lo posible para que te quieran.

Es preferible que te quieran bien a que te quieran mucho

El Maldito Apego

“Necesito tener a alguien al lado, tengo miedo de que me abandone, sin ti no sé qué hacer”.

Desapego para el Apego

El desapego es no depender de algo o alguien para ser feliz. Eso no quiere decir que tengas que vivir sol@ en una caja de zapatos.

Cuando sientes apego hacia una persona, tu cuerpo te lleva hacia esa persona como si fuera una droga. Tus pensamientos están invadidos por la persona que deseas y tu cuerpo está tenso y removido.

Reparte tu energía en diferentes ámbitos de tu vida. No te la juegues todo a una carta (persona). Si pierdes a la persona sentirás un gran vacío. Incluso te preguntarás, ¿y ahora qué hago con mi vida?

Como si el propósito de toda tu vida hubiese sido estar con esa persona. ¡Qué locura!

La vida no es solo estar con alguien. La vida tiene muchas más dimensiones que estar con una persona. Evidentemente, amar y ser amad@ es una de las mayores alegrías que puedas sentir. De lo que aquí hablo, es cuando necesitas al otro de forma enfermiza. Cuando estás teniendo una relación con dependencia, puedes incluso sentir los síntomas en tu cuerpo de que no es sano para ti. Te adelgazas, comes demasiado, fumas, sientes ansiedad, estás con miedo constantemente, etc.

Todos esos síntomas ya son indicios de que algo no va bien. De que esa relación o la manera de llevarla, no es sana. Y digo la manera de llevarla, porque puedes gestionar tú relación de pareja de otra manera más sana. Sólo siguiendo los consejos que te doy en este artículo.

Puedes gestionar tú relación de pareja de otra manera más sana. Sólo siguiendo los consejos que te doy en este artículo.

TENGO MIEDO A QUE ME ABANDONE

No hay garantías de no sufrir un abandono, pero merece la pena sentir la energía del amor en tu cuerpo y poder ofrecérselo a la persona que amas.

Incluso en el dolor de la pérdida podemos sacar beneficios.

Abrir la herida del abandono una y otra vez, parece ser la puerta hacia nuestra profundidad y hacia una aceptación total de nuestra soledad (Krishnananda).

TENGO MIEDO A QUE ME RECHACE

Por miedo a no ser rechazad@, no te abres, no compartes tu mundo interior, no te entregas. Porque si te entregas, puedes sentirte desnud@, sin armas, sin nada donde cogerte. Te sientes vulnerable y tienes miedo de que te hagan daño. Porque en tus células está impresa la herida del abandono que sentiste de pequeñ@, incluso mucho antes que tu razón estuviera desarrollada. Ese miedo está en ti y no quieres volver a sufrir.

Llevas toda la vida escondiéndote, sin entregarte, realmente. Y la verdad, es que te estás perdiendo la salsa de la vida. Porque amar y ser amad@ es de las cosas que más felices nos hace.

Sé valiente, atrévete a entregarte y a amar. Abre tu corazón a la persona que amas. Sino lo haces, amarás a medias.

AMAR ES DE VALIENTES

TENGO MIEDO A LA SOLEDAD

Si estás con alguien aunque no le ames por no estar solo, déjame decirte que no es una buena idea. Aunque si a ti te va bien, es tu decisión y es respetable. Si eres de l@s que nunca estás sol@, siempre tienes alguna pareja o amante, incluso aún no has hecho el duelo de la pareja anterior y ya estás con alguien, posiblemente tengas miedo de sentir la soledad que todos llevamos dentro.

La soledad es tu naturaleza. Naciste solo y morirás solo. Y sin comprenderlo, sin estar completamente consciente de ello, estás viviendo solo. Confundes el sentirte solo con la soledad y esto es sólo una confusión. Osho

Todos estos miedos se resumen en miedo al vacío. A la nada. Por ese motivo, siempre estamos llenando. Llenamos nuestra cabeza de pensamientos, nuestro cuerpo de emociones, nuestro día con tareas, con relaciones, llenamos nuestra casa de cosas, etc.

Llenamos nuestras vidas para no sentir el vacío, y la paradoja de la vida, es que la paz y la felicidad máxima es poder amar ese vacío. Es desde ese vacío fértil que podemos florecer.

SALIR DE LA DEPENDENCIA

Una buena manera de salir de la dependencia es buscar el equilibrio en todas las áreas de tu vida. Y no solo es una manera de salir de la dependencia, sino que tener equilibrio en todas las facetas de tu vida es la manera de encontrar el camino a la dicha.

Te propongo un ejercicio sencillo. Observa detenidamente todas las áreas que se muestran en la imagen de abajo y analiza en tu vida si están en equilibrio.

También puedes añadir alguna área que sea importante para ti y no esté en la imagen.

Puntúa del 1 al 10 cada área según:

  1. La energía que le pones
  2. El tiempo que dedicas
  3. El nivel de satisfacción
  4. La calidad de vida que te aporta
  5. Rueda-de-la-vida

Cuando tengas todas las áreas con tu puntuación, observa si encuentras alguna área que está en desequilibrio respecto a otras y enfócate en equilibrar tu Rueda de la Vida.

Si a la pareja le das mucho, quizás sea el momento de dedicar más tiempo a otras áreas que sean saludables para ti. Quizás a tu crecimiento personal, tu salud, tus amigos, tus hobbies…

Déjate sentir qué área te gustaría empezar a darle más tiempo y energía.

Tener una relación de pareja sana es posible si tomas conciencia de tus patrones, de tus miedos y practicas el desapego de la necesidad neurótica de estar en pareja a cualquier precio.

Si necesitas acompañamiento personalizado para mejorar tus relaciones de pareja puedes consultar el Proceso que he creado especialmente para que te liberes de patrones negativos.

Comenta tu experiencia si has tenido alguna relación de dependencia emocional.

Un abrazo

Te recomiendo este artículo de Galilea González Martínez sobre el Equilibrio según el Tao.

Descarga GRATIS ¿Por qué fracasan mis Relaciones de Pareja?

8 motivos por los que tus relaciones de pareja no funcionan

relaciones tóxicas de pareja pdf
* indicates required

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS. Finalidades: Enviarle información comercial de nuestros productos y/o servicios, inclusive por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@oscarvaca.com, como se explica en la Política de Privacidad. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Aviso Legal.