¿Quieres sanar tus relaciones de pareja?

Descárgate ahora mi guía gratuita con 22 Formas de Amar

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS. Finalidades: Enviarle información comercial de nuestros productos y/o servicios, inclusive por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@oscarvaca.com, como se explica en la Política de Privacidad. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Aviso Legal.

Lo que dicen de mí

Yo, empecé con Oscar para encontrar una solución sistemática y corta para mis fracasos en pareja que han sido unos cuantos. Quería estar en pareja y decidir estar o no en una, pero no quedarme sin estar por no ser capaz.

El trabajo que he ido realizando ha sido sobre mi misma, sin tratar el tema de las parejas en cuestión con ningún programa específico para mi caso. Al principio, fui un poco incrédula pero después de unas cuantas sesiones, todo cogió sentido y además, da sus frutos.

Comenzar la sesión, fluir explicando aquello que sale y a partir de aquí, salen mis miedos reales, mis juicios y/o falsas creencias, mis debilidades… He descubierto muchos de mis puntos débiles que no me ayudaban a tener una relaciones sentimentales satisfactorias (amistad, amorosas y familiares). Y además, he aprendido a hacerme responsable de aquello que me corresponde a mí, comenzando por hablar en primera persona, mirarme a mí y a los demás con comprensión y no tomarme las cosas de forma tan personal. Y cómo no, ver las dificultades como oportunidades de las cuales siempre puede aprender.

Me siento en más sintonía conmigo misma, más en paz porque no tengo miedo a descubrirme y reconocer que muchas veces soy enfadadiza, tengo miedos, que aunque tener la razón no sirve para nada yo la quiero tener a menudo… Y también, a aceptar que tengo días malos y tengo derecho a tenerlos, reafirmar mis valores y defenderlos…

Así pues, recomiendo buscar el apoyo de Oscar en el proceso de mejora de quien lo necesite.

M.P (Acompañamiento Skype)

En el taller Confía, expresa y vive pude aprender algo más sobre mi y mi forma de relacionarme conmigo misma y con los demás, a través de dinámicas divertidas muy bien dirigidas por Oscar, que de forma sencilla y profunda consiguió en tan solo una mañana crear un ambiente íntimo de confianza donde podernos mostrar y acompañarnos en el camino de conocernos un poquito mejor.

Marisa

El taller Confía, Expresa y Vive fue una gran vivencia por varios motivos. La energía que fluyó entre los asistentes y la predisposición a explorar y profundizar en nosotros mismos fue clave. A todo ello, ayudó de forma vital el terapeuta Oscar Vaca. La actividad estuvo muy bien organizada y dirigida. Pero lo más importante fue la energía transmitida a todos los participantes para que nos sintiéramos cómodos y pudiéramos abrirnos libremente. Después de cada actividad, se profundizaba en la forma que cada individuo la había sentido, y la perspectiva de Oscar nos sirvió para hacernos ser conscientes de ello y explorar las opciones que la actividad en sí nos había brindado.
Recomiendo a toda persona interesada en evolucionar personalmente, que pruebe la experiencia.

Josep

Antes de trabajar con Oscar no entendía la causa de repetición de patrones con mis parejas. Me sentía perdida y con falta de autoestima.

El proceso me ha permitido tomar conciencia de la realidad, conocerme y adoptar decisiones y pautas acordes con mi persona, tal como quiero ser. Ahora me siento en equilibrio y en paz. Soy una persona más segura de mi misma.

Carolina

Antes de trabajar con Oscar, tenía varios problemas, pero quizá la consecuencia de ellos era insatisfacción en las relaciones de pareja

Me sentía frustrada y desorientada. El proceso, me ha ayudado a tomar un poco de consciencia, abrir esa puerta, ampliarla sería el objetivo ahora.

Ahora me siento más entusiasmada, más esperanzada… Puedo afrontarlas poniendo atención en esos nuevos puntos de consciencia.

Solo tengo comentario positivo, creo que es el único terapeuta que ha sabido enseñarme a dirigir la mirada hacia dentro, pues es la única solución.

Natalia Giménez

Decidí comenzar terapia, porque me había dado cuenta que no conseguía avanzar en mi vida personal, me sentía anclada a mi núcleo familiar y no conseguía resolver por mí misma cuáles eran los motivos.

Además a la hora de comenzar una relación tenía mucho miedo a no ser aceptada por no poder tener hijos biológicos y cuando conseguí esta aceptación, cuando la cosa empezará avanzar tanto por miedo a no poder dedicarle el suficiente tiempo a mi familia y que a causa de ello mi familia me abandonara.

Me sentía asustada, con mucha impotencia y sin saber qué hacer, cómo reaccionar y por dónde tirar, con lo que me había encerrado en mi misma y en mi círculo más cercano (familia y amigos)

Después de comenzar la terapia, empecé a ser consciente de cuáles eran los motivos que me anclaban a mi familia tales como la culpabilidad ya que me sentía responsable de todos los problemas que había habido en mi casa y de no haber sido una buena hermana mayor.

Y en el caso de las relaciones la terapia me hizo ver que uno de los principales problemas es que yo era la primera que no me consideraba lo suficientemente mujer para poder tener una relación pareja. Gracias a darme cuenta de esto ahora puedo poner medio.

A día de hoy el miedo a iniciar una relación y de que me den de lado por no ser madre ha disminuido mucho, en el primer caso he sido consciente de que no pasar tanto tiempo con mi familia no significa abandonarles, aunque sí es cierto que llevarlo a la práctica me está resultando un poco difícil y en el segundo lugar me estoy valorando más a mí misma pues no soy menos mujer por este motivo

En mi día a día hoy lo veo en el hecho de que no estoy tan pendiente de las veces que quedo o llamo a mis familiares, estoy más relajada aunque sé que todavía necesito continuar con la terapia puesto que aún es pronto y todavía tengo miedo al abandono por parte de ello. Lo que sí que ha hecho que me sienta en mi día a día muy tranquila es que ya no me culpo de los problemas de mis padres lo que  ha mejorado mi relación con ellos y conmigo misma. Y en el tema de las relaciones hace poco he comenzado a conocer a alguien y no me siento ansiosa por que esta persona me quite tiempo para estar con mi familia y con eso ellos me abandone, ni me siento preocupada a como reaccionara de que salga el tema de no poder tener hijos.

Esther C.

Fue un placer contribuir al taller Confía, Expresa y Vive.
Me resultó muy fácil entregarme y mostrarme ante un grupo de persona tan diferentes y quizás fue este unos de los aspectos que me impulsaron a ello, además de la sencillez y confianza que emanaron de las propuestas que nos presentaste. Si bien ya tengo algunos aspectos trabajados, es curioso que hoy justo un par de días después, me haya surgido un tema que me ha “tocado” y que tiene relación con “Mostrar” sólo que este caso se trata de mi cuerpo físico…ya ves, algo ha movido tu taller…temazo para trabajar…
Tienes un don especial para llevar los talleres y a las personas.

María Isabel